Ahora los robots pueden realizar cirugías dentro de sus ojos

Ahora los robots pueden realizar cirugías dentro de sus ojos

Comparta este Artículo en:

El robot R2D2 es mucho más estable que la mano del cirujano más firme.

Los médicos de la Universidad de Oxford hicieron historia recientemente al completar con éxito la primera cirugía intraocular asistida por un robot.

Robert MacLaren, profesor de oftalmología en la universidad, y su equipo lograron desprender suavemente una membrana de  1/1.000 de milímetro de la parte interior del ojo de un paciente.

Para ello, el equipo utilizó un dispositivo médico de vanguardia conocido como Robotic Retinal Dissection Device, o R2D2.

El R2D2, desarrollado por la firma holandesa robótica médica Preceyes BV, está diseñado para llevar a cabo cirugías mínimamente invasivas, entrar y salir del globo ocular a través de un solo agujero submilimétrico.

Lo que es más, está construido para ser muy estable, especialmente teniendo en cuenta las tolerancias apretadas dentro de las trabaja.

Emplea una serie de siete motores, independientemente controlados por computador para navegar dentro del ojo y puede moverse mínimo 1/1.000 de milímetro a la vez.

Esto se hace para eliminar cualquier apariención de temblores en las manos del cirujano, incluyendo incluso los tics más mínimos como los generados por los propios latidos del médico.

“La tecnología actual con escáneres láser y microscopios nos permite controlar enfermedades de la retina a nivel microscópico, pero las cosas que vemos están más allá del límite fisiológico de lo que la mano humana puede operar” dijo el Dr. MacLauren.

“Con un sistema robótico, abrimos un nuevo capítulo de operaciones de la vista que en la actualidad no se pueden realizar.”

En este caso, el equipo quirúrgico se encarga de extraer un pequeño crecimiento de la membrana que se había contraído alrededor de la retina del paciente y distorsionado su visión.

Con la ayuda de la palanca de mando R2D2, dicho procedimiento puede ser completado en una fracción del tiempo.

El R2D2 está aún en fase de ensayos clínicos.

De hecho, esta fue la primera de 12 pruebas, siendo cada una más compleja que la anterior.

Sin embargo, si el dispositivo es aprobado por el gobierno, podría llegar a ser, como afirma MacLauren, “una visión de la cirugía del ojo en el futuro”.

Fuente: Engadget

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados: