Bacterias sensibles a la luz podrían salvarle durante un ataque al corazón

Bacterias sensibles a la luz podrían salvarle durante un ataque al corazón

Comparta este Artículo en:

Los ataques al corazón son aterradores por sí mismos, pero se agravan por el potencial de daño duradero.

Incluso una breve interrupción del flujo sanguíneo podría destruir permanentemente el tejido vital que mantiene al corazón latiendo como de costumbre.

Sin embargo, podría haber una manera de mitigar o incluso prevenir ese daño.

Científicos han descubierto que una bacteria sensible a la luz, synechococcus elongatus, puede mantener el oxígeno en medio de un ataque al corazón.

Al igual que una planta, la bacteria se basa en la fotosíntesis de energía y convierte el CO2 y el agua en oxígeno.

Si la expone a la luz poco después del ataque, puede mantener los niveles de oxígeno y aumentar la capacidad de bombeo de sangre del corazón después de que el ataque haya terminado.

En ratas de laboratorio, los resultados fueron dramáticos.

Los niveles de oxígeno fueron 25 veces superiores 10 minutos después del ataque, y los corazones bombearon 60 por ciento más de sangre 45 minutos después del ataque.

Si se pudiera usar esto como tratamiento de emergencia en humanos, podría significar la diferencia entre insuficiencia cardiaca y un paciente razonablemente sano.

El énfasis está en el “si”, sin embargo.

Es fácil hacer brillar la luz en el pequeño cuerpo de una rata.

Es más difícil hacer eso con los seres humanos, que tienen músculos del corazón más gruesos (y son mucho más grandes, por supuesto).

También está la cuestión de si las bacterias son completamente seguras.

No cuente con que esta solución llegue a los hospitales pronto, si es que lo hace.

Sin embargo, el descubrimiento es prometedor: sugiere que hay una manera de proteger su corazón contra el daño a largo plazo, incluso mientras los médicos corren para salvarle de la amenaza inmediata.

Fuente: Engadget

Artículos relacionados: