China avergüenza a los peatones imprudentes con un software de reconocimiento facial

China avergüenza a los peatones imprudentes con un software de reconocimiento facial

Comparta este Artículo en:

El software del identificación también ha sido instalado en los baños públicos para evitar el robo de papel higiénico.

Algunas ciudades de China como Jiangbei, Jinan y Suqian aprovechan la tecnología de reconocimiento facial para capturar a los peatones imprudentes y retransmitir las imágenes por las pantallas que se encuentran en la intersección.

Este sistema fue presentado en abril y se está empleado de diferentes maneras para mantener vigilados a los ciudadanos.

El sistema busca avergonzarles públicamente ante las interrupciones del vasto tráfico de estas ciudades, como apunta «GlobalVoices.org».

Después de la verificación por parte de los cuerpos de seguridad, toda la información que incluye foto, nombre, edad, domicilio y número de identificación, se mostrará parcialmente en las pantallas del cruce, en los periódicos y en internet.

Acorde a la Televisión Central, el infractor es después sancionado con una multa y un curso de educación vial.

«Desde principios de mayo, el sistema de reconocimiento facial en Jinan se ha empleado en más de 6.200 infracciones.

Además de la multa, la gente que se salta la luz roja también recibirá educación vial».

El sistema de reconocimiento facial ha suscitado mucha polémica ante lo que muchos portavoces contrarios han afirmado que representa una absoluta violación del derecho a la intimidad.

Sin embargo, el sistema de vergüenza pública a los peatones que se saltan el semáforo, no ha sido lo único en lo que se ha empleado el reconocimiento facial.

El software del identificación por imagen también ha sido instalado en los baños públicos de algunas ciudades para evitar el robo de papel higiénico.

El sistema se encuentra integrado en los dispensadores y con tan solo tres segundos que una persona se mantenga en pie delante, el software obtiene una imagen en alta definición.

El sistema se activa en caso de que una persona coja más de su ración de 60cm, aquellos que necesitan más tienen que esperar nueve minutos.

El tema de los baños se ha convertido en un asunto de Estado, después de que el gobierno asignara una partida presupuestaria millonaria para renovar más de 100.000 aseos públicos con la intención de fomentar el turismo.

Fuente: ABC

Artículos relacionados: