Desarrollan disco de estado sólido cuántico que almacena información por horas

Desarrollan disco de estado sólido cuántico que almacena información por horas

Comparta este Artículo en:

Un equipo de investigación australiano ha encontrado una manera de almacenar datos cuánticos durante horas, no milisegundos: Saluden al primer disco duro cuántico de estado sólido del mundo.

El almacenamiento de datos en un estado de entrelazamiento cuántico podría cumplir con una enorme promesa de seguridad de nuestra información en línea, pero en este momento sólo podemos mantener estos estados por un corto tiempo antes de que falle el entrelazamiento.

Las redes cuánticas convencionales normalmente se basan en cables de fibra óptica y láser para almacenar información entrelazada.

Estas redes pueden ser de hasta 100 kilómetros de diámetro, pero los estados cuánticos del sistema basado en láser suelen durar sólo unos pocos milisegundos antes de que colapsen.

Esta nueva unidad de disco duro de los físicos de ANU y la Universidad de Otago puede contener datos entrelazados hasta por seis horas.

El equipo esencialmente pasó de la RAM del método basado en láser a ROM, mediante la incorporación de un átomo de europio (que es un elemento de tierras raras) en una matriz de cristal.

La información cuántica se puede “escribir” en el estado de espín del átomo con láser y se almacena allí durante horas sometiendo el cristal a un par de campos magnéticos: uno fijo, uno oscilante que fijan el espín del átomo en su lugar.

“Los dos campos aíslan los espín del europio y previenen la fuga de información cuántica”, dijo el Dr. Jevon Longdell de la Universidad de Otago, en un comunicado de prensa.

“Ahora podemos imaginamos almacenar luz entrelazada en cristales separados y luego transportarlos a diferentes partes de la red a miles de kilómetros de distancia.” dijo el autor principal Manjin Zhong.

“Creemos que dentro de poco será posible distribuir información cuántica entre dos puntos cualesquiera del planeta.”

En caso de que los sistemas de información cuántica realmente despeguen, podrían algún día conducir a una red de cifrado de datos global.

Dado que los estados de espín de dos átomos entrelazados siempre coinciden independientemente de lo lejos que estén, este efecto cuántico impediría que terceros manipulen los datos, mientras que cualquier cambio a un estado de espín se reflejaría inmediatamente en su pareja.

Fuente: Gizmodo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *