Descubren que el agua no es un líquido, sino dos

Descubren que el agua no es un líquido, sino dos

Comparta este Artículo en:

Un equipo de investigadores suecos descubre dos estados líquidos del agua con grandes diferencias en su estructura y densidad.

Investigadores de la Universidad de Estocolmo, en Suecia, han descubierto dos fases del agua en estado líquido que presentan grandes diferencias en su estructura y densidad.

Este descubrimiento se basa en experimentos realizados con rayos X y ha sido publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Science (PNAS).

Todos somos conscientes del papel fundamental que tiene el agua para la existencia de vida en la Tierra.

De hecho, es el principal componente del cuerpo humano: somos un 75% de agua al nacer y aproximadamente un 65% en nuestra edad adulta.

Pero el agua tiene muchas propiedades extrañas, y de hecho en numerosos aspectos, como el punto de ebullición, la densidad o la capacidad calorífica, entre otros muchos, se comporta de manera distinta a la mayoría de los líquidos: así, por ejemplo, el agua es de las pocas sustancias que en estado sólido se vuelven menos densas.

Y estas propiedades anómalas son un requisito indispensable para la vida tal como la conocemos hoy.

Anders Nilsson, profesor de Física Química en la Universidad de Estocolmo, comenta respecto al descubrimiento que han realizado:

“La característica más novedosa y destacable es que hemos encontrado que el agua puede existir como dos líquidos diferentes a temperaturas bajas en las que la cristalización del hielo es lenta”.

Por su parte, Katrin Amann-Winkel, investigadora del mismo centro universitario, apunta:

“Es un sueño hecho realidad seguir con tanto detalle cómo un estado cristalino del agua se transforma en un líquido viscoso que se transforma, casi inmediatamente, en un líquido diferente, incluso más viscoso, de una densidad mucho más baja”.

De esta manera, el equipo de investigadores ha demostrado que el agua tiene dos estados líquidos diferentes.

“En pocas palabras: el agua no es un líquido complicado, sino dos líquidos simples con una relación complicada”, resume Lars G. M. Pettersson, profesor de Física Química Teórica en la Universidad de Estocolmo.

«Los nuevos resultados dan un fuerte apoyo a que el agua a temperatura ambiente no puede decidir en cuál de las dos formas debe estar, a alta o a baja densidad, lo que da lugar a fluctuaciones locales entre estas», explica el profesor fisioquímico Pettersson.

¿Por qué es importante este descubrimiento?

Porque una mayor comprensión de la molécula del agua podría aportarnos pistas para conocer más acerca del origen de la vida e incluso conducirnos a nuevos conocimientos sobre cómo purificar y desalinizar el agua en el futuro.

Fuentes: Muy Interesante, ABC

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados: