Diseñan sinapsis artificiales para lograr obtener un "cerebro en un chip"

Diseñan sinapsis artificiales para lograr obtener un “cerebro en un chip”

Comparta este Artículo en:

La ‘sinapsis artificial’ señala el camino hacia dispositivos portátiles de inteligencia artificial.

Un equipo de ingenieros de MIT ha desarrollado sinapsis artificiales para la tecnología de cerebro en un chip.

En Intel e IBM ya han comenzado a desarrollar chips para IA que imitan la forma en que funciona el cerebro humano: es, después de todo, la computadora más poderosa que existe.

Sin embargo, el campo de la “informática neuromórfica” aún se encuentra en sus etapas iniciales, y uno de los mayores desafíos de sus pioneros es copiar las sinapsis neuronales.

Esas son las pequeñas estructuras donde pasa la información cuando se mueve de una neurona a la siguiente.

Es por eso que un equipo de ingenieros de MIT se han propuesto desarrollar una sinapsis artificial que funciona como la solución real y que puede controlar, con precisión, la intensidad de una corriente eléctrica que fluye a través de ella, similar a cómo fluyen los iones entre las neuronas.

Los diseños existentes que normalmente usan materiales sólidos o amorfos no cristalinos tienen dificultades para controlar ese flujo de iones, lo que significa que no tienen tanto éxito en el movimiento de la información de neurona a neurona.

Para resolver ese problema, el equipo creó sinapsis utilizando obleas de silicio y germanio de silicio, un material comúnmente utilizado en transistores.

El líder del equipo, Jeehwan Kim, dijo que, en conjunto, los “dos materiales perfectamente incompatibles pueden formar una dislocación en forma de embudo, creando un camino único a través del cual pueden fluir los iones”.

Probaron su creación utilizándola en un chip para su red neuronal, que alimentaron con decenas de miles de muestras de escritura a mano.

¿El resultado? Pudo reconocer la escritura a mano el 95 por ciento de las veces, no está mal, ya que los algoritmos actuales que funcionan con hardware típico tienen un 97 por ciento de precisión.

Sin embargo, la computación neuromórfica podrá hacer mucho más que reconocer muestras manuscritas.

En el futuro, podría llevar a dispositivos portátiles de Inteligencia Artificial mucho más poderosos que su teléfono inteligente moderno ya impresionante.

“En última instancia, queremos un chip tan grande como una uña para reemplazar una gran supercomputadora”, dijo Kim.

“Esto abre un trampolín para producir hardware artificial real”.

Fuente: Engadget

Artículos relacionados: