El bienestar anímico que proporciona el dormir lo suficiente es muchísimo mayor de lo creído

El bienestar anímico que proporciona el dormir lo suficiente es muchísimo mayor de lo creído

Comparta este Artículo en:

El estilo de vida de mucha gente incluye hoy en día dormir poco, ya sea por tener que trabajar mucho, estudiar mucho, o simplemente por lo difícil que es resistirse a la amplia oferta de ocio nocturno que va desde internet hasta los innumerables canales de televisión.

Dormir más y mejor aportaría sin duda un mayor bienestar a las personas que no duermen lo que debieran, pero ¿cómo se traduciría esto exactamente para su estado de ánimo?

El equipo de la Dra. Nicole Tang, del Departamento de Psicología en la Universidad de Warwick en el Reino Unido, lo ha investigado, y la respuesta es asombrosa.

Aunque el estudio se ha hecho sobre habitantes de ese país, sus resultados son extrapolables, con unos pocos ajustes, a las poblaciones de otras naciones del mundo.

El bienestar anímico logrado equivale al de una persona corriente que gana, en la lotería, 250.000 dólares estadounidenses.

En el estudio, se analizaron los patrones de sueño de 30.500 personas en hogares británicos a lo largo de cuatro años.

Para medir el nivel de bienestar anímico de estas personas, se empleó, entre otras herramientas, un cuestionario utilizado por profesionales de la salud mental para verificar el nivel de bienestar psicológico de sus pacientes.

La investigación indica que los cambios positivos en el sueño con el paso del tiempo (mejor cualidad y mayor cantidad, y con menos medicación para dormir) están vinculados con puntuaciones más altas en ese cuestionario.

La mejora alcanzada por bastantes personas equivale a la obtenida con la citada ganancia económica, cuando la euforia inicial ya ha dejado paso a la placidez.

Y, a la inversa, los resultados de la investigación sugieren que dormir poco y/o mal puede llevar a estados emocionales y médicos marcadamente peores.

La Dra. Tang advierte que aún no se puede afirmar categóricamente que exista una relación de causa y efecto entre dormir más y mejor y esa mejora en el estado de ánimo, pero, por ahora, todo apunta a que un cambio positivo en el sueño está relacionado con un bienestar mental y físico mejor a largo plazo.

Fuente: Noticias de la Ciencia

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados: