El formato de video libre que dará vida al streaming en 8K

El formato de video libre que dará vida al streaming en 8K

Comparta este Artículo en:

4K y sobre todo 8K necesitan mejor compresión de la disponible hasta la fecha, para ahorrar ancho de banda y mejorar espacio.

AV1 parece el primer protagonista en poder lograrlo.

Los grandes servicios de streaming hace tiempo que usan los formatos de compresión HEVC o VP9, para hacer posible proporcionar calidad 4K sin que el ancho de banda se multiplique exponencialmente.

Frente al anterior formato más popular, H.264, VP9 y H.265, como también es conocido HEVC, han logrado proporcionar ahorros de bitrate a igual calidad de hasta el 50%.

Sin embargo, si Netflix y compañía quieren aumentar la calidad y la resolución sin que sus servidores sufran en exceso, hay que dar un nuevo paso hacia un formato más moderno, AV1.

La primera ventaja de AV1 es que, frente a HEVC, se trata de un códec completamente abierto, por lo que las compañías no tienen que pagar royalties a sus desarrolladores, que en este caso ha sido la Alliance for Open Media (AOMedia).

Algunos de sus fundadores y principales apoyos han sido empresas de la talla de Intel, Microsoft, Mozilla, Netflix, NVIDIA, Google, Amazon, ARM, Facebook, IBM, Samsung, o Cisco, por lo que cuando comience a implementarse, se podrá asegurar una compatibilidad casi total con todo tipo de procesadores con aceleración gráfica, navegadores, y video en streaming y en redes sociales.

A nivel técnico, el salto sobre HEVC y VP9, que sí era libre, es comparable al que hubo sobre H.264.

Según los tests de Bitmovin, compañía perteneciente a AOMedia, la ventaja de AV1 es del 43,90% frente a HEVC en video 4K y de un 26,62% frente a VP9 empleando la misma resolución.

Comentan que sus resultados deben ser tomados con precaución, pero desde luego resultan más que prometedores.

Con la misma cifra de bitrate, AV1 es capaz de mostrar una calidad muy superior a la hasta ahora mostrada por H.265.

Sin duda, estamos ante una noticia importante para el usuario, desde el punto de vista del consumo de datos y del almacenamiento de video.

Quién sabe si por otra parte obtendremos finalmente calidad de Blu-Ray convencional en servicios de streaming.

¿Cuándo pueden comenzar a llegar productos con soporte para AV1 a las manos del usuario final?

Teniendo en cuenta que lo que se lanza ahora es sólo la primera versión de la especificación, las compañías seguirán trabajando en mejorar hasta lanzar AV2.

AOMedia espera que los primeros elementos de hardware estén listos para final de año o para principios de 2019.

Sin embargo, no será hasta 2020 cuando veremos una disponibilidad general en productos comunes.

El competidor cerrado, que de momento se conoce como Future Video Codec o H.266, se espera en hardware para 2021, con un estándar que se acabaría en 2020.

Veremos si finalmente AV1 logra hacerse con el mercado antes de que eso ocurra, pero resulta lógico que sí por el ahorro que supondrá para las compañías.

Claro que una mayor resolución puede traer efecto colaterales no previstos:

Fuente: Hipertextual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *