Eliminar las células más viejas de un individuo podría prolongar la vida de este

Eliminar las células más viejas de un individuo podría prolongar la vida de este

Comparta este Artículo en:

Un estudio reciente confirma que la eliminación selectiva de células senescentes acumuladas en muchos tejidos de los vertebrados a medida que envejecemos, contribuye notablemente a retrasar la aparición de patologías relacionadas con el envejecimiento.

Esta investigación la ha llevado a cabo el equipo internacional de Ok Hee Jeon, de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos, y Chaekyu Kim, de la misma universidad y que ahora trabaja en el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsán (UNIST), en Corea del Sur.

Las células senescentes están presentes en los puntos del cuerpo con patologías relacionadas con el envejecimiento.

Aunque estas células desempeñan un papel esencial en la curación de heridas y otros daños, pueden también llegar a promover la aparición de cáncer en los tejidos.

Por ejemplo, en las articulaciones, como la rodilla y el tejido de cartílago, a menudo las células senescentes no son retiradas del área tras la lesión, contribuyendo por tanto al desarrollo de la artrosis (osteoartritis).

En el estudio, el equipo de investigación puso a prueba un candidato a medicamento que alivia las alteraciones articulares degenerativas relacionadas con el envejecimiento.

Este novedoso fármaco logra tal efecto mediante la destrucción selectiva de células senescentes.

Los resultados del estudio sugieren que la eliminación selectiva de las células viejas de las articulaciones podría reducir el desarrollo de artrosis postraumática y permitir que crezca nuevo cartílago y se reparen las articulaciones.

Fuente: Noticias de la Ciencia

Artículos relacionados: