En el futuro no solo el sabor de la pasta será importante, también su forma impresa en 3D

En el futuro no solo el sabor de la pasta será importante, también su forma impresa en 3D

Comparta este Artículo en:

Un nuevo proyecto de investigación del Grupo de Medios Tangibles del Instituto de Tecnología de Massachusetts combina impresión en 3D, gastronomía molecular y macarrones.

Los investigadores Wen Wang y Lining Yao han diseñado láminas planas de gelatina y almidón en forma de fideos que reaccionan y se doblan cuando se exponen al agua.

Mientras que el objetivo de Yao de un día crear comida hervida auto-plegable todavía está fuera de alcance por ahora, el equipo de investigación cree que su avance podría ayudar a reducir los costos de envío de alimentos y conducir a nuevas tendencias en restaurantes.

Wang y Yao estaban trabajando con bacterias que respondían a la humedad cuando comenzaron a jugar con materiales comestibles que tendrían un efecto similar.

Los tallarines están hechos de finas capas de gelatina con diferentes densidades.

A medida que la capa superior densa absorbe el agua, se dobla sobre la capa inferior menos densa creando una pieza de pasta en forma de tubo.

Mediante la impresión 3D de tiras de almidón de celulosa sobre la capa superior, el equipo de investigación fue capaz de controlar la forma final de los fideos y crear todo, desde el rigatoni tradicional a setas vanguardistas y flores.

Para mostrar su investigación, el equipo trabajó incluso con el chef Matthew Delisle del restaurante L’Espalier de Boston para crear fideos que podrían ser incorporados en platos dignos de la mesa del Chef.

Los fabricantes de pasta podrían crear  fideos embalados en formas planas para reducir volumen, residuos de empaquetado y costos de envío.

“Hicimos algunos cálculos sencillos, como pasta de macarrones, e incluso si lo embalamos a la perfección, todavía terminará con el 67 por ciento del volumen de aire”, dijo Wang.

“Pensamos que tal vez en el futuro nuestros alimentos cambiantes de forma podrían empacarse planos y ahorrar espacio”.

El equipo del MIT tuvo acceso a una impresora 3D de laboratorio y software de modelado, también han establecido instrucciones para crear pastas que cambian la forma con métodos de menor tecnología como serigrafía.

También hay una base de datos de patrones de pasta que cualquier persona puede utilizar para imprimir sus propias versiones en el futuro y el equipo prevé un sistema donde cualquier persona puede ordenar formas de pasta personalizadas en línea.

Sólo hay un problema en este momento: mientras que Wang dice que los fideos “tenían una gran textura y sabían bastante bien”, su colega Yao señaló que los fideos todavía son en su mayoría gelatina, lo que significa que son bonitos, pero no tendrían aún la misma sensación satisfactoria de la pasta real.

Fuente: Engadget

Artículos relacionados: