En Holanda planean usar en las carreteras botellas plásticas recicladas en lugar de asfalto

En Holanda planean usar en las carreteras botellas plásticas recicladas en lugar de asfalto

Comparta este Artículo en:

El grupo constructor holandés VolkerWessels prepara un proyecto piloto en las calles de Rotterdam, en el que se usará el plástico reciclado de botellas como pavimento dentro de tres años.

Las botellas de plástico podrían tener pronto una utilidad mucho mayor. Por ejemplo, podrían convertirse en el pavimento de nuestras calles y carreteras.

Esto es en lo que ya trabaja el grupo de construcción holandés VolkerWessels, que anunció que en tres años estaría en condiciones de utilizar este material en lugar del asfalto en las calles de Rotterdam (Holanda), informa la web especializada en ciencia «Sciencealert.com».

Como señalan desde esta compañía hay muchos beneficios en el uso del plástico reciclado en lugar del asfalto en el pavimento: Su fabricación tendría un impacto medioambiental mucho menor, requeriría menor mantenimiento y podría resistir temperaturas extremas.

Esta solución también sería más rápida de extender por el suelo y las carreteras dispondrían de mayor espacio para la iluminación y el cableado.

Mientras que en el caso del asfalto, a pesar de contener materiales reciclados como gomas, cristales y restos de altos hornos, este fórmula se estima que genera 1,45 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono al año y el 2% de todas las emisiones provenientes de nuestras carreteras.

La superficie de plástico, en cambio, puede ser construido fuera y distribuido allá dónde sea requerido- esto significaría menos tiempo en obras y menor impacto medioambiental también en términos de transporte de crudo.

Además el subsuelo podría ser desarrollado para ofrecer una conducción muy estable o incluso una calefacción central integrada. Algo muy útil en el invierno.

Como afirma Rolf Mars, director de la subdivisión de carreteras, que «de momento es sólo una idea sobre el papel», pero ha añadido que «la siguiente etapa será construirlo y probarlo en laboratorio para asegurarnos de que es seguro en condiciones de humedad.

Estamos buscando patrocinadores que quieran colaborar en un proyecto piloto, como la industria del reciclaje, las universidades y otras instituciones».

Mars ha añadido que la elección de Rotterdam no es casual, ya que «la ciudad es muy innovadora y le ha encantado la idea».

Además, ha añadido, «nuestro proyecto se ajusta muy adecuadamentea a su política sostenible y al trabajo dentro de un proyecto piloto».

En este sentido, Rotterdam tiene un ambicioso programa de sostenibilidad relacionado con su puerto denominado «Most sustainable world port city».

Fuente: ABC

Artículos relacionados: