Fabrican chips que se autodestruyen

Fabrican chips que se autodestruyen

Comparta este Artículo en:

Investigadores de PARC de Xerox han desarrollado chips que pueden autodestruirse a una orden o comando, haciéndolos totalmente inutilizables una vez que se rompen.

La clave para hacer chips que pueden romperse en un millón de piezas a voluntad, está en utilizar un material que es más conocido por romperse: vidrio.

En este caso, los investigadores comenzaron con Corning Gorilla Glass, pero lo modificaron para convertirlo en vidrio templado bajo tensión extrema.

Para la demostración en un evento reciente de DARPA celebrado en St. Louis una pequeña resistencia en la parte inferior del chip se utilizó como mecanismo de autodestrucción.

Cuando se calienta con un láser, todo el chip se hace añicos inmediatamente debido a todo el estrés invisible sobre su superficie.

Y los pedacitos más pequeños siguen destrozándose después de la explosión inicial, dejando nada más que un montón de polvo irreconocible.

La explosión de chips es una solución extrema al problema de la seguridad electrónica, pero que, sin duda, funciona.

Y mientras que los primeros clientes de esta tecnología, sin duda, serán el gobierno y los militares, un día usted podría ser capaz de enviar un comando simple a un smartphone robado, para dejar al ladrón con nada más que un montón de polvo inútil.

Fuente: Gizmodo

 

Artículos relacionados: