Fabrican disco de estado sólido que se autodestruye

Fabrican disco de estado sólido que se autodestruye

Comparta este Artículo en:

El usuario puede programar la unidad de almacenamiento para que se elimine a través de un SMS, cuando se le agote la batería ó se desconecte sin autorización del computador, el disco queda inservible.

La empresa SecureDrives ha lanzado al mercado dos modelos de discos SSD (un tipo de disco que utiliza una memoria no volátil en lugar de platos giratorios, como pasa en los discos duros tradicionales) que se puede programar para su autodestrucción.

Parece sacado de una película de James Bond o Misión Imposible pero es un producto real que hace énfasis en la seguridad. Eso sí, no es económico.

Autothysis128s es el nombre del disco de 2.5 pulgadas de tamaño que se puede gestionar a través de un aplicación móvil, disponible en Android e iOS.

El disco tiene una gran variedad de configuraciones para garantizar que la información ahí almacenada no llegará a manos no autorizadas.

En principio tiene un nivel de encriptado de dos factores a través del smartphone.

Se puede conectar a los computadores a través de un puerto microUSB ó un cable USB 2.0. Tiene una capacidad de 128 GB.

Autothysis128s es el «primer disco del mundo diseñado para su destrucción remota».

Tiene un sistema patentado que permite la fragmentación de la memoria NAND Flash para impedir que ningún tipo de dato sea recuperado.

«Todo el diseño del disco está basado en ingeniería a la inversa de técnicas de recuperación de datos», dicen desde la página web de la empresa.

La destrucción física del disco puede ser detonada vía un mensaje de texto SMS, por la pérdida de la señal GSM, por la actuación de inhibidores de señal, el registro de bajos niveles de batería ó al remover el disco de la PC sin autorización.

También se le puede establecer un código PIN que al ser introducido mal un par de veces elimina el contenido.

Tantas posibilidad de seguridad tienen un precio.

El disco se vende en el mercado europeo por 1243 euros e incluye un año gratis de suscripción a señal de telefonía. Después de ese año, la suscripción se cobra por 32 euros.

Fuente: ABC

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados: