Fabrican vasos sanguíneos sintéticos de 3 capas para ser injertados en humanos

Fabrican vasos sanguíneos sintéticos de 3 capas para ser injertados en humanos

Comparta este Artículo en:

Unos científicos han conseguido por vez primera crear un conjunto de vasos sanguíneos artificiales de tres capas apto para ser injertado dentro del cuerpo humano.

Este conjunto de tres capas ha permitido al equipo de la profesora Yuanyuan Liu, de la Universidad de Shanghái en China, utilizar materiales separados, cada uno de los cuales posee una cualidad provechosa propia.

De este modo, el resultado final posee una gran fortaleza mecánica y además promueve el crecimiento de nuevas células, superando así un obstáculo importante para los actuales injertos vasculares que solo cuentan con una o dos capas, con las limitaciones que ello conlleva.

Un injerto de este tipo se une quirúrgicamente a un vaso sanguíneo obstruido o poco sano, para redirigir de forma permanente el flujo de la sangre, en operaciones de bypass (baipás) coronario y similares.

Los injertos tradicionales de esta clase se basan en reutilizar vasos sanguíneos ya existentes, procedentes del propio cuerpo del paciente, o de un donante adecuado.

Sin embargo, estas fuentes son a menudo insuficientes para las necesidades de un paciente, debido esencialmente a lo limitado del suministro, y además podrían estar afectadas por las mismas anomalías que hicieron necesario el bypass.

Así pues, ha habido mucha investigación orientada al desarrollo de vasos sanguíneos sintéticos que puedan imitar a los naturales, permitiendo de este modo que crezcan nuevas células alrededor de ellos y degradándose después hasta desaparecer cuando ya no se los necesite por haberse formado suficiente tejido natural gracias al aporte artificial inicial.

El equipo de Liu ha obtenido buenos resultados en las pruebas iniciales de su nuevo sistema.

Si bien aún queda mucho trabajo que hacer antes de que se inicien los ensayos clínicos en humanos, Liu y sus colegas son optimistas sobre el futuro del sistema.

Su próximo paso en esta línea de investigación y desarrollo es probar los implantes en un modelo animal.

Fuente: Noticias de la Ciencia

Artículos relacionados: