Futuros teléfonos Nokia podrían enviar mensajes codificados cuánticamente

Futuros teléfonos Nokia podrían enviar mensajes codificados cuánticamente

Comparta este Artículo en:

La criptografía cuántica podría ser la característica estrella de su próximo teléfono celular; el primer dispositivo de encriptación cuántica de bolsillo ha sido creado en colaboración con la finlandesa fabricante de teléfonos Nokia, y permitiría enviar mensajes completamente seguros, aunque tendrá que conectarlo a una cabina telefónica cuántica para hacerlo.

Las transacciones por internet seguras utilizan mayormente la criptografía de clave pública, que es bastante buena, pero puede, en principio, ser hackeada por un espía astuto o alguien con una computadora lo suficientemente potente.

Con una llave cuántica, que no se puede duplicar sin destruir el original, se podrían hacer los códigos irrompibles.

Sin embargo, hasta ahora sólo los bancos y otras grandes empresas pueden permitirse el equipo voluminoso y costoso requerido.

Ahora, un equipo internacional liderado por Anthony Laing de la Universidad de Bristol, Reino Unido, ha reducido el codificador cuántico mediante el fraccionamiento del sistema tradicional en dos.

Un “servidor” grande, que algún día podría ser del tamaño de una caja de cerveza, contendría los elementos voluminosos, como un láser y un generador de un solo fotón.

El servidor enviaría fotones a través de un cable de fibra óptica a un dispositivo pequeño que podría estar incorporado en un teléfono móvil.

El dispositivo incluye una guía de ondas que altera el estado de los fotones que pasan a través de él, cifrando el mensaje.

Luego escupe los fotones alterados al cable de fibra óptica y devuelve datos al servidor.

Para enviar los datos con total seguridad, usted sólo tiene que conectar su teléfono a esa cabina telefónica cuántica.

Es como usar un cajero automático, dice el miembro del equipo Mirko Lobino de la Universidad de Griffiths en Brisbane, Australia.

Podría ser utilizado para realizar transacciones financieras seguras o transmitir datos sensibles como registros de salud.

Ben Buchler de la Universidad Nacional Australiana en Canberra dice que la idea hace a la criptografía cuántica una opción más práctica.

Él dice que la gente debe estar buscando algo completamente seguro, especialmente con las recientes revelaciones de que la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. podría tener acceso, por una puerta trasera, a las técnicas de encriptación tradicionales.

La posibilidad de las computadoras cuánticas a futuro haría el cifrado actual obsoleto.

Lobino dice Nokia está interesada ​​en la tecnología cuántica integrada y ya han patentado el sistema, aunque no sabe si lo van a utilizar en un producto comercial.

Fuente: New Scientist

Artículos relacionados: