Han creado el pegante subacuático perfecto robando una idea de los mariscos

Han creado el pegante subacuático perfecto robando una idea de los mariscos

Comparta este Artículo en:

Incluso los pegantes artificiales más fuertes son completamente inútiles cuando se intenta aplicarlos bajo el agua, pero de alguna manera los mariscos son capaces de sujetarse a las rocas con rapidez para disuadir a los depredadores de llevárselos.

Claramente, la naturaleza ya ha descubierto cómo hacer pegamentos que funcionen bajo el agua, y ahora los investigadores pueden haber descubierto el secreto.

Investigadores de la Universidad de Purdue detallan un nuevo pegamento biomimético, inspirado en la observación de mariscos, como los mejillones, los cuales se pegan increíblemente bien a las rocas.

Resulta que los mejillones son capaces de adherirse a las superficies, incluso bajo el agua, utilizando pelos diminutos cubiertos con un pegamento natural que contiene proteínas ricas en el aminoácido DOPA.

Mientras que la mayoría de los adhesivos interactúan con el agua, los compuestos en DOPA, llamados catechols, no.

En su lugar, trabajan a través de ella para unirse a la superficie de otros materiales.

Cuando los investigadores agregaron estos aminoácidos, junto con otras proteínas de mejillón, a un polímero artificial que habían hecho, se convirtió en uno de los pegantes submarinos más fuertes jamás creado.

Sorprendentemente, las pruebas de unión mostraron que el nuevo adhesivo, conocido químicamente como poli (catecol-estireno), era aproximadamente 17 veces más fuerte que los pegantes naturales utilizados por los mejillones.

Sin embargo, los investigadores creen que los mejillones limitan naturalmente la fuerza de sus pegamentos de modo que sea más fácil para ellos liberarse cuando es hora de reubicarse.

Una vez perfeccionado, el pegamento inspirado en mejillones podría conducir a nuevas maneras de fabricar vehículos, o estructuras, que se someten a agua todo el tiempo.

También podría hacer que realizar reparaciones submarinas, ya sea temporales o permanentes, sea considerablemente más fácil, dado lo complicado que pueden ser procesos como la soldadura bajo el agua.

Y sólo tal vez, crear kits de reparación fácil que no requieren drenar una piscina entera sólo para hacer frente a una pequeña grieta.

Fuentes: Gizmodo, Engadget

Print Friendly

Artículos relacionados: