Holandeses convierten smartphones en medidores de contaminación

Holandeses convierten smartphones en medidores de contaminación

Comparta este Artículo en:

El dispositivo llamado iSPEX, convierte una cámara de smartphone en un espectropolarímetro, un instrumento que mide cómo partículas pequeñas de contaminación en el aire llamadas aerosoles dispersan la luz solar.

La tecnología se ha modificado del instrumento SPEX, una versión más grande destinada a las misiones espaciales que orbitan la Tierra y Marte.

Un solo disparo iSPEX está lejos de ser exacto. Pero 6.007 imágenes, en el mismo día, pueden lograr una precisión de 2 kilómetros o mejor, que es lo suficientemente buena para rastrear las fuentes de contaminación.

El equipo iSPEX fue motivado para pasar de usar satélites a smartphones por una solicitud del Instituto Nacional Holandés para la Salud Pública y Medio Ambiente.

El instituto había pedido instrumentos terrestres que podrían proporcionar más información sobre el tamaño y composición química de los aerosoles.

Los altos niveles de aerosoles en las capas bajas de la atmósfera donde las personas viven y respiran, pueden afectar directamente a la salud, debido a que las partículas finas pueden dañar los pulmones y agravar enfermedades como el asma.

Los aerosoles en la atmósfera superior también pueden jugar un papel en el cambio climático, diferentes tipos de aerosoles ayudan a enfriar o calentar el planeta.

Porque todavía hay muchas incertidumbres acerca de los aerosoles y sus efectos, los investigadores están interesados en mejorar las técnicas para medir estas goticas microscópicas y polvo.

Holanda es un punto caliente para la contaminación por aerosoles en Europa. Pero estos efectos de los aerosoles son tan complicados que muchos de los procesos no son muy bien conocidos.

La aplicación orienta a la gente a estar con el sol a sus espaldas y tomar fotos justo por encima del horizonte hasta el cenit.

Cuanto mayor sea la cantidad de aerosoles en el aire, menos azul y polarizado aparecerá el cielo. Las fotografías ofrecen información sobre la cantidad total de los aerosoles, tamaños de las partículas y los tipos de partículas.

Un código de color proporciona información inmediata, con los resultados que van desde el azul para los aerosoles bajos a marrón para aerosoles altos.

El filtro de teléfono no se espera que reemplace instrumentos más caros. En lugar de ello, voluntarios podrían llenar puntos ciegos perdidos por las redes de medición actuales, o ayudar a mejorar la precisión de seguimiento de la contaminación en las zonas urbanas, donde la mezcla de aerosol es complejo.

El equipo iSPEX tiene previsto ampliar el proyecto a otros países con una beca que apoya las actividades públicas en Europa durante el Año Internacional de la Luz 2015.

Fuente: Mashable

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados: