Investigadores están usando inteligencia artificial para encontrar quién traicionó a Ana Frank

Investigadores están usando inteligencia artificial para encontrar quién traicionó a Ana Frank

Comparta este Artículo en:

En agosto de 1944, Ana Frank y su familia fueron capturados por la Gestapo después de pasar dos años agotadores ocultos en un anexo secreto dentro de su apartamento.

El prolífico trabajo de la diarista le daría póstumamente su fama y reconocimiento en todo el mundo.

Pero, hasta el día de hoy, nadie ha sido capaz de identificar quién estaba detrás de la traición que llevó a su muerte en un campo de concentración.

Un agente del FBI está apostando a la inteligencia artificial para ayudar a romper el misterio.

El detective Vincent Pankoke y su equipo de investigadores (formados por científicos forenses y miembros de la fuerza de policía holandesa) se asocian con la compañía de datos Xomnia, con sede en Ámsterdam.

Como parte de la investigación recién abierta, un algoritmo desarrollado especialmente explorará resmas de documentos de la época.

La base de datos principal de la información que se alimenta a la inteligencia artificial incluye listas de los colaboradores nazis, informantes, documentos históricos, registros policiales, y la investigación previa.

“Nuestro software permite que el equipo busque datos y los visualice de nuevas maneras, lo que ya ha llevado a algunos nuevos rastros”, dijo Marius Helf, científico jefe de datos, Xomnia.

“En el futuro, planeamos hacer los sistemas más inteligentes, en el sentido de que serán capaces de conectar automáticamente personas, eventos y lugares”.

Pankoke dijo a Reuters que el software será capaz de proporcionar nuevas pistas y conexiones basadas en el hallazgo de datos “que un humano en su vida podría no ser capaz de revisar”.

Las últimas décadas han visto surgir numerosas teorías sobre la traición de Frank.

Los escritores e investigadores han alegado que los vecinos de la familia Frank, sus compañeros de trabajo o incluso los informantes judíos de la Gestapo podrían estar detrás de la revelación.

Mientras que las investigaciones policiales anteriores en 1948 y 1963 afilaron en solamente un individuo (encargado del almacén Willem van Maaren) sin probar otros escenarios.

Más recientemente, el Instituto Holandés para la Guerra, el Holocausto y Estudios de Genocidio puso en duda la especulación, alegando que no había pruebas concluyentes que implicaran a ninguno de los sospechosos.

Y, el año pasado, la Casa de Ana Frank en Amsterdam sugirió que la incursión en la residencia podría haber sido una mera coincidencia.

Pero, en ambos casos, las respectivas instituciones declararon que se requería más investigación y recopilación de pruebas.

El equipo espera que el público pueda proporcionar algo de esa información tan necesaria.

Y, como una empresa crowdfunded, el proyecto quiere completar el caso para el 4 de agosto de 2019, que marcará 75 años desde el arresto de Ana Frank.

Fuente: Engadget

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados: