La NASA descubre un planeta en otro sistema usando la inteligencia artificial de Google

La NASA descubre un planeta en otro sistema, usando la inteligencia artificial de Google

Comparta este Artículo en:

El Telescopio Espacial Kepler encontró un octavo planeta que orbita alrededor de Kepler-90, una estrella similar al Sol a 2.545 años luz de la Tierra.

Con ayuda de la inteligencia artificial de Google e información registrada por el Telescopio Espacial Kepler, la NASA ha descubierto un octavo planeta que orbita alrededor de Kepler 90, una estrella que es similar al Sol pero que está a 2.545 años luz de la Tierra en la constelación de Draco, informó la agencia especial estadounidense en un comunicado.

A través del machine learning, los investigadores Christopher Shallue, quien es ingeniero de software senior de Google AI, y Andrew Vanderburg, quien es becario postdoctoral de Sagan de la NASA y astrónomo de la Universidad de Texas en Austin, enseñaron a un computador a aprender a identificar planetas cuando los datos del telescopio registran señales de exoplanetas, aquellos que están más allá de nuestro sistema solar.

Fue así como encontraron a Kepler-90i, un exoplaneta que orbita su estrella una vez cada 14,4 días.

Se calcula que es un 30% más grande que la Tierra y que está tan cerca de su estrella, que el promedio de la temperatura en su superficie excede los 426.667 grados Celsius, casi igual que Mercurio.

“Tal como esperábamos, hay descubrimientos emocionantes entre nuestros datos archivados de Kepler, aguardando la herramienta o tecnología adecuada para desenterrarlos”, dijo Paul Hertz, director de la División de Astrofísica de la NASA en Washington, y destacó:

Este hallazgo muestra que nuestros datos serán un tesoro para los investigadores en los próximos años.

El machine learning ya había sido usado en investigaciones sobre la base de datos de Kepler, sin embargo, este hallazgo demuestra el alcance que pueden tener las redes neuronales como una herramienta para la astronomía y la ciencia en general.

En cuanto a Shallue y Vanderburg, planean usar esta red neuronal para analizar la información registrada sobre más de 150.000 estrellas por este Telescopio Espacial.

Hay mayores probabilidades de encontrar vida en otros sistemas solares que Kepler-90, indica la NASA.

De acuerdo con Vanderburg, es como una mini versión de nuestro sistema solar debido a que tiene tanto planetas pequeños adentro como planetas grandes afuera.

Sin embargo, la diferencia es que es más compacto, ya que su planeta más lejano, Kepler-90h, orbita su estrella a una distancia similar que la Tierra al Sol.

Kepler-90i no fue el único hallazgo.

En el sistema de Kepler-80, encontraron un sexto planeta: Kepler-80g, cuyo tamaño es similar al de la Tierra.

Este exoplaneta junto con cuatro de sus planetas vecinos forma lo que se llama una cadena resonante, en la que los planetas están atrapados por su mutua gravedad en una danza orbital rítmica. Gracias a ello, el sistema es extremadamente estable.

Con este descubrimiento, se da el pistoletazo de salida al uso intensivo de los algoritmos de inteligencia artificial en la exploración espacial.

Algoritmos, además, no demasiado complejos: como los técnicos de Google han reconocido se trata de la misma herramienta que se usa para identificar gatos o perros en un banco de fotografías, una red neuronal bastante básica.

Fuentes: Hipertextual, Xataca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *