La realidad virtual puede reducir el dolor fantasma en personas con parálisis

La realidad virtual puede reducir el dolor fantasma en personas con parálisis

Comparta este Artículo en:

En el Instituto Federal Suizo de Tecnología de Lausana se ha demostrado que la realidad virtual puede ayudar a reducir el dolor fantasma en personas con parálisis parcial.

La realidad virtual reduce el dolor fantasma del cuerpo en los parapléjicos y crea la ilusión de que pueden sentir cómo se tocan nuevamente sus piernas paralizadas.

Los resultados podrían algún día traducirse en terapias para reducir el dolor crónico en parapléjicos.

En la investigación avanzada liderada por el neurocientífico Olaf Blanke y su equipo en EPFL, Suiza, los científicos muestran que el dolor corporal fantasma se puede reducir en los parapléjicos mediante la creación de una ilusión corporal con la ayuda de la realidad virtual.

“Logramos provocar una ilusión: la ilusión de que las piernas del sujeto estaban siendo golpeadas ligeramente, cuando en realidad el sujeto estaba siendo golpeado en la espalda, por encima de la lesión de la médula espinal”, explica Blanke, autor principal del estudio y titular de la Cátedra Fundación Bertarelli en Neuroprotésica Cognitiva.

“Cuando hicimos esto, los sujetos también informaron que su dolor había disminuido”.

Los parapléjicos sufren por no volver a sentir sus piernas, pero la afección a menudo va acompañada de dolor neuropático debido a la lesión de la médula espinal.

El paciente siente dolor que se origina en las piernas, aunque nada más se puede sentir debajo de la lesión.

La sensación de dolor es real y, sin embargo, completamente resistente a la terapia farmacológica.

Ahora, la realidad virtual puede ser la clave para proporcionar alivio del dolor para este tipo de dolor, y la solución proviene de la restauración del sentido del tacto.

“Tocamos la parte posterior del sujeto cerca de los hombros y el sujeto experimentó la ilusión de que el golpeteo se originó en las piernas paralizadas”, explica Polona Požeg, coautora del estudio y ahora neurocientífica del Hospital Universitario de Lausana (CHUV).

“Esto se debe a que el sujeto también recibió estímulos visuales de piernas falsas que se golpean, vistas a través de gafas de realidad virtual, por lo que el sujeto las vio de manera inmersiva como sus propias piernas”.

La configuración experimental consiste en un par de piernas simuladas, una cámara, gafas de realidad virtual y dos varillas.

Las piernas son filmadas por una cámara.

En tiempo real, el video se transmite a gafas de realidad virtual que usa el paciente parapléjico.

El sujeto ve las piernas maniquíes vistas desde arriba, como si mirara hacia abajo sobre sus propias piernas.

Con esta configuración en su lugar, el científico golpea la espalda del paciente con una varilla mientras golpea simultáneamente las piernas simuladas con la otra.

Por lo tanto, el sujeto recibe dos estímulos, uno táctil en la parte posterior, el otro visual de la pantalla de realidad virtual.

A pesar de ser consciente de haber sido golpeado en la espalda, el sujeto comienza a sentir que el golpeteo proviene de las piernas paralizadas.

“Se necesitan unos minutos de golpeteo simultáneo para que la ilusión tenga lugar”, dice Blanke.

“El golpeteo en la espalda se traduce en las piernas porque el estímulo visual domina sobre el táctil”.

La investigación empuja los límites de cómo se puede usar la realidad virtual para implementar estímulos conflictivos, con el objetivo de manipular finalmente el cerebro en la forma en que experimenta el cuerpo por razones terapéuticas.

Con base en estos hallazgos, los investigadores actualmente están desarrollando tecnología de realidad virtual que automatiza las estimulaciones viso-táctiles, una terapia digital inmersiva, para que las personas con lesión de la médula espinal y otras afecciones crónicas dolorosas  puedan usar de forma regular en el hogar.

Fuente: Mashable, EPFL

Artículos relacionados: