Logran imprimir biosensores con una impresora común de chorro de tinta

Logran imprimir biosensores con una impresora común de chorro de tinta

Comparta este Artículo en:

El desarrollo de una nueva forma de imprimir biosensores en papel promete simplificar el diagnóstico de muchas infecciones respiratorias y bacterianas.

La nueva plataforma en la que ha estado trabajando el equipo de John Brennan, Yingfu Li y Carmen Carrasquilla, de la Universidad McMaster en Canadá, es la más reciente en una serie de avances dentro del prometedor campo de los kits de diagnóstico en papel.

En este caso, los usuarios pueden ahora obtener una respuesta simple y clara en forma de letras y símbolos que aparecen en el papel de la prueba, indicando la presencia de una infección o contaminación en personas, alimentos o el entorno.

Utilizando métodos de vanguardia para producir “biotintas”, los investigadores pueden ahora utilizar impresoras convencionales de chorro de tinta, como las que podemos encontrarnos en muchas oficinas, para imprimir en papel moléculas de ADN hechas artificialmente y con un peso molecular muy alto, de una manera muy parecida a cómo se imprime una carta en la oficina del ejemplo.

El propio tamaño del ADN, que produce una señal cuando un biomarcador de enfermedad específico está presente, es suficiente para asegurar que permanezca inmovilizado y por tanto estable.

El sensor de papel surge de la impresora listo para su uso, como el papel para medir el pH.

Su sencillez de fabricación y de uso convierte al sistema en fácil y barato de utilizar en muchos ámbitos y situaciones.

Y esta es su gran ventaja.

Poder hacer muchos más análisis de lo que sería posible si solo se dispusiera de las técnicas convencionales, aumenta de modo notable las probabilidades de obtener un diagnóstico precoz o evitar una intoxicación alimentaria por consumir un producto contaminado.

Fuente: Noticias de la Ciencia

Artículos relacionados: