Medicamento experimental podría restaurar recuerdos después de una lesión cerebral

Medicamento experimental podría restaurar recuerdos después de una lesión cerebral

Comparta este Artículo en:

Una nueva investigación podría ser beneficiosa para el tratamiento de lesiones cerebrales traumáticas en pacientes humanos.

Un fármaco experimental podría tener importantes implicaciones para los pacientes que sufren de discapacidad de la memoria causada por lesión cerebral traumática.

En las pruebas, el medicamento conocido como ISRIB restauró completamente la capacidad de aprender y recordar en ratones con lesión cerebral, incluso en aquellos que fueron tratados hasta un mes después de la lesión.

Los hallazgos son contrarios a la mayoría de las investigaciones sobre el traumatismo cerebral, que afirma que los tratamientos deben realizarse con urgencia para preservar la función normal.

Aunque los científicos han tenido algunos avances recientes para contrarrestar la pérdida de memoria, las lesiones traumáticas han sido las más difíciles de tratar.

Docenas de tratamientos prometedores han fallado ensayos clínicos, y no hay terapias aprobadas disponibles.

En la actualidad, este tipo de lesiones (comúnmente causado por accidentes, colisiones, caídas y asaltos violentos) afecta a cerca de 2 millones de personas cada año en los EE.UU. , que se reduce a una persona cada 21 segundos.

Además, las lesiones deportivas (como concusiones) y el combate militar son otras de las principales causas de este tipo de lesiones.

Preocupaciones por traumatismo cerebral incluso han llevado al ejército a comenzar a trabajar en blindajes que puedan detectar si una explosión ha dañado su cerebro.

Como parte del último lote de pruebas, los investigadores inyectaron ISRIB en ratones con lesión cerebral para ver si mejoraría su capacidad de encontrar su salida de un laberinto de agua.

A pesar de luchar en comparación con los ratones normales en un primer momento, los ratones lesionados rápidamente lo lograron después de ser administrado el medicamento.

Y su habilidad para aprender persistió una semana después de su última inyección.

Los científicos lo llaman un comienzo sorprendente, pero prometedor.

Advierten que se deben realizar muchas más pruebas antes de que el fármaco esté listo para someterse a ensayos clínicos en seres humanos.

Fuente: Engadget

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados: