Motobot vs Valentino Rossi: la máquina por sí sola está más cerca de ganarle al ser humano

Motobot vs Valentino Rossi: la máquina por sí sola está más cerca de ganarle al ser humano

Comparta este Artículo en:

En su último duelo Motobot de Yamaha no ha vencido a Valentino Rossi, aunque por poco.

Yamaha presentó su robot piloto de motociclismo en 2015 y desde entonces ha ido perfeccionándolo para que no sólo pudiese conducir, sino que fuese el mejor.

El fabricante japonés ha desvelado la segunda evolución del Motobot en el Tokio Motor Show.

Un androide capaz de pilotar una YZF-R1M con todo lo que eso implica, marcando tiempos relativamente buenos y no ganándole (aún), pero sí haciendo ya los tiempos de Il Dottore (como apodan al piloto italiano).

Hace un par de años vimos como Motobot supuestamente se desenvolvía muy bien en circuito cerrado llegando acercarse a los 200 kilómetros por hora, si bien requería algo de ayuda al tumbarse en las curvas.

De hecho, como recuerdan en CNET uno de los objetivos de Yamaha para este año con Motobot es alcanzar esos 200 kilómetros por hora y el otro es ganar al heptacampeón del MotoGP, que de hecho al menos ya “se conocieron” en 2016.

¿Cómo ha quedado el enfrentamiento? De momento podemos estar tranquilos también en esta batalla (dentro de esa especie de guerra robot-humano que a veces se dibuja), porque la vuelta de Motobot en Thunderhill Race Park ha sido de 117,504 segundos mientras que el mejor tiempo de Rossi fue de 85,740 segundos, es decir, 32 segundos por encima del androide.

Cierto es que 32 segundos no son pocos, pero lo relevante es que Motobot ya se ha valido por sí mismo para realizar el recorrido (sin las ayudas que veíamos antes) y que esta vez sí es la primera prueba real que realizan en un circuito de competición y no en unas instalaciones cerradas.

Hay que tener en cuenta a la hora de analizar el resultado la complejidad de esta actividad.

Más allá de la detección de la pista y el accionar los controles del vehículo, están otros aspectos como el ángulo de inclinación y la compensación de peso que se realiza en algunos momentos.

Motobot es un proyecto que busca lograr la conducción autónoma de motocicletas sin que éstas requieran ninguna modificación (salvo algunos acoples para anclar al androide y unas protecciones).

De forma humanoide, Motobot está diseñado para poder accionar todos los controles de una moto, siendo capaz de acelerar y frenar mientras su “cerebro” analiza los datos de la pista así como del motor y del vehículo.

A favor tiene su peso, dado que el humanoide tiene un esqueleto de fibra de carbono y aluminio que pesa algo menos de 45 kilogramos.

Pero eso sí, lo que no puede hacer es descolgarse como sí hace un piloto humano para compensar con su peso, algo que como decíamos es habitual en la práctica.

Lo que le falta es… Aprender a conducir.

En estas competiciones es crucial cuándo se acelera, cuando se frenta, etc. y el hacerlo un medio segundo antes o después puede ser determinante, y Motobot ha de ir viendo cuándo es el mejor momento para frenar, acelerar o el grado de tumbarse en una curva.

¿Y todo esto para qué? Obviamente no se trata sólo de un reto o algo aparentemente lúdico.

La inversión de tiempo y dinero de Yamaha se encara a llegar a tener aplicaciones sobre dos ruedas más seguras para los usuarios de motocicletas y encaminar el desarrollo de la inteligencia artificial a motos autónomas y sus funciones de autoestabilización, con el objetivo de que todo esto se pueda aprovechar en otros tipos de motos como las de nieve o agua.

Fuente: Xataca

Artículos relacionados: