Nueva clase de Wi-Fi consume 10 mil veces menos energía

Nueva clase de Wi-Fi consume 10 mil veces menos energía

Comparta este Artículo en:

Científicos han creado una forma de conectarse a redes Wi-Fi que requiere menos energía que una conexión Bluetooth.

Es un sistema llamado “Wi-Fi pasivo”, cuyo objetivo es consumir al menos 1.000 menos energía que los portales Wi-Fi típicos, incluyendo Bluetooth Low Energy y Zigbee.

A pleno rendimiento, este nuevo sistema wi-fi en realidad puede utilizar 10.000 veces menos energía de lo habitual.

¿Cómo lo hace? Los científicos de la Universidad de Washington re-imaginaron cómo funcionan las transmisiones de radio que implican dos operaciones: digital y analógica.

Durante el último par de décadas, la parte digital se ha convertido en mucho más eficiente en energía, pero la analógica sigue consumiendo mucha energía. Así que el equipo simplemente separó las dos funciones.

En primer lugar, un único dispositivo conectado a una pared (esta parte utiliza la mayor parte de la energía en todo este proceso), envía ondas analógicas a sensores wi-fi pasivos especiales.

Estos sensores requieren prácticamente ninguna energía para funcionar.

Recogen esas ondas y las reflejan con un conmutador digital, lo que crea lo que el equipo llama “paquetes wi-fi”.

Estos haces de Internet de baja energía van a velocidades de transmisión de hasta 11 megabits por segundo a dispositivos como teléfonos, enrutadores, y más.

Los investigadores dice que este método fue probado con éxito en situaciones reales en el campus.

Aún más genial? Esos sensores especiales se pueden comunicar con los teléfonos hasta 30 metros de distancia.

Este desarrollo de baja energía será muy útil en los hogares que cada vez más se llenan de sensores más portátiles y aparatos de cocina con conexión a Internet.

Wi-Fi Alliance ha estado buscando una solución de Internet de largo alcance, de baja energía.

El estudio fue financiado por la National Science Foundation, la Universidad de Washington, y Qualcomm.

Inevitablemente, podría tomar algún tiempo antes de que esta investigación se convierte en un nuevo estándar Wi-Fi, pero esto podría ser un gran paso en la dirección correcta.

Fuente: Gizmodo

Artículos relacionados: