Robot «transformer» cambia de forma según la tarea a realizar

Robot «transformer» cambia de forma según la tarea a realizar

Comparta este Artículo en:

El exoesqueleto del robot se adecúa por calor de manera similar a las figuras de origami en el papel y se disuelve en el agua.

La película «Transformers» estableció un universo ficticio en el que robots tan inteligentes como los seres humanos podían cambiar de forma a su antojo y pasar de un cuerpo quasi-humanoide hasta adaptarse a la forma de un auto.

Sin embargo, las máquinas que existen hoy en día carecen de flexibilidad para alcanzar ese grado de metamorfosis, pero sí hay casos en menor escala como el que acaban de desarrollar investigadores del MIT.

Hasta la fecha, solo se han visto cuerpo inamovibles y las máquinas más flexibles escasean sobre todo en tamaños muy pequeños, pero un grupo de investigadores ha conseguido cambiar esas reglas con un proyecto robótico apodado como Primer.

El robot actúa como salido de los cómics de Marvel y va cambiando de «trajes», aunque su forma original es la de un cubo.

«Si queremos que los robots nos ayuden a hacer las cosas, no es muy eficiente tener uno diferente para cada tarea», ha valorado Daniela Rus, directora de CSAIL e investigadora principal del proyecto elaborado entre las paredes del MIT.

«Con este enfoque inspirado en la metamorfosis, podemos ampliar las capacidades de un solo robot dándole diferentes ‘accesorios’ para usar en diferentes situaciones».

Gracias a sus distintas «armaduras», el robot puede desempeñar diferentes tareas y no una única actividad como se acostumbra a desarrollar.

Cada vez que Primer finaliza su cometido, puede desprenderse de su «piel» sumergiéndose en el agua, que disuelve el exoesqueleto.

De esta manera y controlado a través de imanes, puede caminar, rodar, navegar y deslizarse.

Los distintos exoesqueletos son hojas de plástico que se pliegan en formas específicas como el origami cuando se calientan.

Diseñado en cuestión de horas, los «cuerpos» se pliegan en una forma determinada después de haber sido calentados por sólo unos segundos, lo que supone un nuevo enfoque para la fabricación rápida de robots.

Primer está basado en proyectos anteriores de este mismo equipo, los cuales también desarrollaron en su momento bloques magnéticos de diferentes formas y centímetros de microrobots que se pueden personalizar con precisión a través de las hojas de plástico.

Por norma general, es más difícil construir esta estructuras en escalas de menor tamaño.

“Imagine futuras aplicaciones para la exploración espacial, donde podría enviar un solo robot con una pila de exoesqueletos a Marte. El robot podría realizar diferentes tareas usando diferentes ‘trajes’.”

Además de la exploración espacial, el robot podría usarse en búsqueda y rescate, ya que puede cambiar su estructura basada en el medio ambiente en el cual tiene que moverse.

Fuentes: ABC, Engadget

Artículos relacionados: