Samsung presenta su nuevo phabet Note 7

Samsung presenta su nuevo phabet Note 7

Comparta este Artículo en:

El nuevo dispositivo phabet de la firma surcoreana mejora la precisión y sensibilidad del lápiz óptico S Pen, introduce carga inalámbrica y lo hace resistente al agua.

Samsung ha presentado de forma oficial su nuevo dispositivo móvil de grandes dimensiones Galaxy Note 7 que incorpora, como una de las principales novedades, un escáner de iris enfocado a desbloquear la pantalla.

El gigante surcoreano ha desvelado las características de este terminal de pantalla Super AMOLED QHD (1.440 x 2.560 pixeles) de 5.7 pulgadas, mismo tamaño en efecto que su predecesor.

A nivel técnico, este dispositivo en formato «phablet» incorpora (según la versión disponible en función de la región) o bien un procesador Snapdragon 821 de cuatro núcleos fabricado por Qualcomm o el Exynos 8893 de fabricación propia.

Todo ello, apoyado por una memoria RAM de 4 GB que, sobre el papel, garantiza un buen comportamiento, sobre todo, para multitareas.

Heredando el diseño del Galaxy S6 Edge+, el dispositivo ofrece 64 GB de capacidad interna, se eliminan los 32 GB de entrada, aunque se puede ampliar la memoria hasta 2 TB mediante el uso de tarjetas microSD.

En el apartado fotográfico, el Note 7 incluye un sensor de 12 megapixeles de tecnología Dual Pixel, con lo que se sustituye la configuración del anterior modelo, de 16 megapixeles digamos convencionales.

La apertura en este caso llega hasta F1.7. Además, ofrece una cámara frontal de 5 megapixeles.

No menos importante, y que muestra el deseo de la marca de mantener algunos aspectos que le han funcionado bien en otras gamas, es la protección IP68 que garantiza la resistencia del dispositivo ante partículas de polvo y arena, así como ser sumergible durante un periodo de tiempo determinado.

En este sentido, es el primero que de esta familia que cuenta con este nivel de protección adicional y el primero también en utilizar el conector USB-C.

Como signo diferencial dentro de esta gama, el Note 7 dispone de su indispensable accesorio, el lápiz óptico S Pen, con el que se amplían las funciones y se pueden realizar diversas tareas de corte más profesional. Su evolución se ha centrado en la mejora de los puntos de presión.

Con ello se ha logrado un nivel de precisión superior, así como una mayor sensibilidad de cara a acercarse al natural comportamiento de la escritura con un lápiz de mina convencional.

Tiene una punta más fina de solo 0,7 milímetros.

Con él se puede, por ejemplo, desbloquear la pantalla con la función Nota y creando anotaciones, crear animaciones en formato GIF y, por primera vez, ampliar y traducir.

Este terminal es, además, el primero capaz de reproducir videos en calidad HDR (Alto Rango Dinámico).

Un salto se ha dado en materia de autonomía, donde la batería pasa de 3.000 mAh a 3.500 mAh que, también sobre el papel, promete una gran duración.

Los nuevos «phablets» (gobernados por Android 6.0.1 Marshmallow) también incorporan tipo de lector de huellas dactilares que estrenó la multinacional tecnológica desde el modelo S6.

El objetivo no es solo que podamos desbloquear el terminal de forma más segura y cómoda, sino que podamos usar Samsung Pay, un sistema de pago «contactless» similar a Android Pay o Apple Pay.

El escáner de iris

Requiere acercar el terminal a una distancia comprendida entre 25 y 35 centímetros.

Una vez situados frente al terminal, es necesario ajustar los ojos entre dos puntos mostrados en la pantalla. En poco tiempo, el iris estará registrado y listo para ser usado.

Sobre el proceso de registro es necesario puntualizar que no se puede realizar con gafas por motivos de precisión. Lo bueno es que sólo es la primera vez, y a partir de ahí será posible desbloquear el terminal incluso con gafas de sol que no tengan un tono muy oscuro en los cristales.

El proceso de desbloqueo en sí es muy flexible y no requiere situar la vista exactamente en un punto central del terminal o del escáner, sino que como ocurre con la mayoría de lectores de huella actuales, ofrece cierta libertad de movimiento sobre la posición de desbloqueo.

Es tan sencillo como encender la pantalla, que el escáner realice su función y el usuario comience a usar el terminal con normalidad.

A priori, sólo habría dos puntos que mejorar. El primero es que, frente a las múltiples huellas, el escáner de Iris sólo puede registrar una persona, por lo que ni hijos ni parejas ni personas cercanas podrán utilizar el terminal sin introducir la clave. En segundo lugar, aunque tampoco es necesario que exista mucha luz en el ambiente para que desbloquee, no funcionará de momento en un ambiente oscuro.

Además de para desbloquear, el escáner de iris servirá para proteger la nueva carpeta segura, Screen Folder.

El Note 7 estará disponible en tres colores (negro, dorado y plateado) a partir de mediados de agosto.

Fuentes: ABC, Mashable, Gizmodo, Engadget, Hipertextual

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados: