Suplemento que "desconecta" el anhelo por comer alimentos ricos en calorías

Crean suplemento que “desconecta” el anhelo por comer alimentos ricos en calorías

Comparta este Artículo en:

Comer cierto tipo de suplemento alimenticio en polvo, basado en una sustancia producida por bacterias intestinales, reduce las ansias por consumir alimentos ricos en calorías, como por ejemplo el chocolate, los pasteles y las pizzas, según un nuevo estudio.

Unos científicos del Imperial College de Londres y de la Universidad de Glasgow, en el Reino Unido, pidieron a 20 voluntarios consumir batidos de leche que contenían un ingrediente llamado éster de propionato-inulina o una clase de fibra denominada inulina.

Estudios anteriores habían mostrado que las bacterias en el intestino liberan un compuesto llamado propionato cuando digieren la fibra inulina, que puede enviar una señal al cerebro para reducir el apetito.

Sin embargo, el suplemento éster de propionato-inulina libera mucho más propionato en los intestinos que la inulina en solitario.

Después de beber los batidos de leche, los participantes en el nuevo estudio fueron sometidos a un escaneo mediante visualización por resonancia magnética, durante el cual les mostraron imágenes de varios alimentos con pocas calorías, como ensalada, pescado y verdura, o muchas calorías como chocolate, pastel y pizza.

El equipo de Gary Frost, del Imperial College en Londres, encontró que cuando los voluntarios habían bebido el batido de leche que contenía el éster de propionato-inulina, tenían, al mirar imágenes de comida, menos actividad en áreas de su cerebro vinculadas a la recompensa, pero solo cuando las imágenes que miraban eran de alimentos ricos en calorías.

Estas áreas, llamadas núcleo accumbens y caudado, situadas en el centro del cerebro, han sido previamente relacionadas con el deseo de comida.

Los voluntarios tuvieron también que puntuar cuán atractivos encontraban a los alimentos.

Los resultados muestran que cuando bebían batido de leche con el suplemento de éster de propionato-inulina, puntuaban como menos atractivos los alimentos ricos en calorías.

Fuente: Noticias de la Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *