Trabajan en cámaras infrarrojas en autos Ford para detectar peatones en la noche

Trabajan en cámaras infrarrojas en autos Ford para detectar peatones en la noche

Comparta este Artículo en:

Ford está desarrollando una avanzada tecnología de iluminación que permite al conductor detectar con mayor facilidad potenciales peligros al conducir de noche.

¿Cómo se puede mejorar la conducción nocturna cuando la visibilidad es reducida? Con sistemas que avisen al conductor de determinados objetos que estén en la carretera con el fin de evitarlos, sobre todo en carreteras sin iluminación.

Ford acaba de presentar la nueva tecnología en la que está trabajando enfocada a mejorar la iluminación permitiendo a los conductores identificar con mayor facilidad peligros potenciales como peatones, ciclistas o animales.

Por un lado, estamos ante un sistema de iluminación frontal avanzado, capaz de ampliar el haz de luz en cruces y rotondas con el objetivo de ver aquellos puntos que no se encuentran en nuestra dirección.

Este nuevo sistema se ajusta mediante cámaras y está construido sobre el Sistema de Iluminación Adaptativa y el Reconocimiento de Señales de Tráfico, una nueva muestra de la importancia de no solo crear nuevos dispositivos, sino poder aprovecharlos como un conjunto para mejorar la conducción.

Además, este sistema utiliza la información del GPS para mejorar la anticipación del dispositivo ante curvas o cambios de rasante, sino hay suficiente información del GPS, se usa la cámara frontal para detectar las marcas de la carretera y predecir cuándo llegaremos a una curva.

Por otro lado, la iluminación focalizada, actualmente en fase de predesarrollo, utiliza una cámara de infrarrojos en la parrilla frontal para localizar y rastrear de manera simultánea hasta ocho personas y animales de cierto tamaño, como perros grandes, en un radio de hasta 120 metros.

La importancia de este sistema radica en la posibilidad de iluminar de forma específica hasta dos elementos que puedan suponer un peligro para el conductor.

Además, estos objetos se muestran en la pantalla interior del auto enmarcados de color rojo o amarillo, en función del nivel de riesgo que estime el sistema.

La unión de estas dos tecnologías, la iluminación localizada y el sistema de iluminación frontal avanzando, van a permitir que el número de accidentes por atropellos en carreteras cuya iluminación es deficiente se pueda reducir notablemente.

Fuente: Hipertextual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *