Trabajan en microprocesadores flexibles

Trabajan en microprocesadores flexibles

Comparta este Artículo en:

Se han demostrado los primeros microprocesadores completamente funcionales basados en materiales multicapa de unos pocos átomos de grosor.

El chip procesador consiste en 115 transistores integrados y es un primer paso hacia dispositivos lógicos flexibles ultradelgados.

Usando transistores hechos de capas de disulfuro de molibdeno, los microprocesadores son capaces de realizar operaciones lógicas de 1 bit, siendo el diseño ampliable para lograr operaciones de varios bits.

El trabajo es obra del equipo de Thomas Mueller, Dmitry Polyushkin y Stefan Wachter, de la Universidad Tecnológica de Viena, en Austria.

Con el impulso actual hacia los objetos inteligentes y la Internet de las Cosas, los microprocesadores prometen integrar potencia de computación en los objetos y superficies cotidianas.

Los transistores ultradelgados de disulfuro de molibdeno son de forma inherente flexibles y compactos, así que este avance podría ser trasladado directamente a la obtención de microprocesadores para dispositivos electrónicos completamente flexibles, como por ejemplo, teléfonos o computadores ponibles, o para un uso más amplio en la Internet de las Cosas.

Los transistores de disulfuro de molibdeno son altamente receptivos, y podrían permitir que se integraran computadores de bajo consumo en objetos cotidianos, sin aumentar su volumen.

Podríamos combinar estos circuitos de procesadores con emisores de luz que podrían también ser hechos con disulfuro de molibdeno para producir pantallas flexibles y papel electrónico, o integrarlos como circuitos lógicos en sensores inteligentes.

Comparados con los procesadores modernos, que pueden tener miles de millones de transistores en un único chip, los dispositivos de 115 transistores son muy simples.

Sin embargo, hay que recordar que esta nueva tecnología está aún en una etapa muy temprana de su desarrollo.

Para el futuro, cabe esperar un aumento notable de su complejidad.

De hecho, sus creadores ya trabajan en los próximos pasos a dar en su progreso.

Fuente: Noticias de la Ciencia

Artículos relacionados: